En busca de perdón

Yo me tomo a Devil, la nueva película de la factoría Shyamalan, como su manera particular de pedir perdón por sus últimos tropiezos (léase The Last Airbender aunque yo incluiría alguna más). Y digo lo que pedir perdón por las palabras pronunciadas en el film por la encarnación del Mal:

Crees que puedes compensar las decisiones que tomaste, crees que puedes ser perdonado?

Y si yo tuviese que responder diría (y gritaría) que no. A mi el señor Shyamalan hace tiempo que me perdió como seguidora, y su nombre, más que animarme a ver una película, hace que salga corriendo en dirección opuesta y sin mirar atrás. Pero lo peor de todo es que ahora resulta que quiere convertir su The Night Chronicles en la nueva Alfred Hitchcok presents, limitándose a escribir y dejar que otros se las apañen con sus historias cuando su principal problema reside en que es incapaz de darle un final decente a sus guiones. Pues apaga y vámonos.

Para acabar de rematar, John Erick Dowdle, el director de esta Devil, se esfuerza demasiado en impresionar desde el minuto uno con unos créditos del revés e hipersubraya cada giro de guión a golpe de banda sonora. Pero claro, ¿qué vamos a esperar del director de Quarentine, el remake hollywoodiense de Rec? Pues un producto mediocre como el que ha resultado. Como diría Pilar Rubio, el film promete lo que cumple.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s